Sabina: "Pequeñas acciones generan grandes cambios - Esta frase cambió mi vida por completo".

Hola, me llamo Sabina. Tengo 38 años, soy entrenadora y propietaria de un negocio exitoso. Pero hace algún tiempo era una persona corriente con baja autoestima, insatisfecha con mi aspecto e infeliz. Por suerte, encontré una forma de cambiar mi vida y ahora quiero compartirla contigo. ¿Te interesa? Sigue leyendo ...

Razpotje

Era una niña regordeta que creció y se convirtió en una adulta regordeta. No estaba físicamente activa en mi tiempo libre ni practicaba deportes. Tenía unos hábitos alimentarios terribles. Me daba pereza cocinar y ni siquiera me daba cuenta de lo importante que era comer sano.

La mayoría de las tardes pasaba horas interminables navegando por las redes sociales y admirando a todas las mujeres bellas y exitosas: actrices, modelos, mujeres con figuras y piel perfectas e incluso carreras perfectas. Ni que decir tiene que te diga que me sentía fea, gorda, desgraciada. Quería cambiar, pero no sabía por dónde empezar.

El atasco que lo puso todo en marcha...

Un día, de camino a casa después de otro día horrible en un trabajo que odiaba, me encontré en un atasco realmente malo. Intenté encontrar música divertida en la radio para pasar el rato, pero al final me decidí escuchar un podcast.

Cuando oí al presentador hablar de mentalidad, motivación y cómo conseguir lo que quieres, me enganché inmediatamente. Me hizo pensar en lo que realmente quiero. Sentirme mejor, perder peso, sentirme más segura de mí misma y más feliz, y encontrar una carrera que me gustara más... Como todas las mujeres exitosas que seguía  en Internet. Pero, ¿CÓMO? Esa vida siempre me ha parecido inalcanzable.

El lema detrás de todo esto

Mientras procesaba esto, el presentador del podcast dijo algo que cambió mi vida: "¡Pequeñas acciones generan grandes cambios! No importa cuál sea tu objetivo; actívate y persigue tus sueños. Cada pequeño paso te llevará a otros pasos, ¡y esto puede ser una gran fuente de motivación para seguir adelante!"

¿Y sabes qué? Eso era exactamente lo que necesitaba oír. Puede parecer pequeño o insignificante, pero para mí marcó un antes y un después. Cuando volví a casa después de unas horas frustrantes en el tráfico, decidí probar este enfoque. En lugar de tumbarme en el sofá a ver la tele, me metí en Internet para buscar consejos sobre cómo aumetar la confianza en uno mismo y sobre el adelgazamiento.

Sé que parece una tontería, pero aunque no lo creas, ¡funcionó! Encontré mucha información interesante, artículos y publicaciones motivadores. Esto me llevó finalmente al siguiente paso. Y luego al siguiente y al siguiente - hacia el cambio que tanto necesitaba.

¿Qué he aprendido en el proceso?

¿Sabías que no tienes que pasar hambre, comer sólo ensaladas o correr 10 km todos los días para perder peso? Puede ser mucho más fácil. ¿Cómo? Pues con EQUILIBRIO y CONSTANCIA.

¿A qué me refiero cuando digo "EQUILIBRIO"? Es fácil: todo en exceso es malo. Siempre he pensado que para conseguir el cuerpo de mis sueños tendría que renunciar a todo lo que me gusta. Comida china, hamburguesas, chocolate, vino...

¿Y si te dijera que puedes comer y beber lo que quieras y aun así perder peso y sentirte mejor? Como he dicho, se trata de equilibrar y crear hábitos alimentarios que puedas mantener de forma constante y a largo plazo.

Olvídate de seguir una dieta de moda tras otra: la dieta de la piña, la dieta del café y quién sabe qué otras dietas. Puede que te den resultados a corto plazo, pero probablemente recuperarás todo el peso y algo más. El temido efecto yo-yo es la causa de la mayoría de los intentos fallidos de perder peso...

Entonces, ¿cuál es la alternativa?

Empieza despacio, con pequeños cambios. Come sólo un trozo de pan en el desayuno en lugar de dos, y añade algo más de fruta para saciarte. Para el almuerzo, sustituye algunas de las patatas de tu plato por verduras. Sáltate el vaso de vino que sueles tomar para cenar y tómate en su lugar una taza de té de hierbas. Sube por las escaleras en vez de coger el ascensor o, mejor aún, bájate del autobús una parada antes y camina el resto del trayecto.

Te garantizo que en cuanto empieces con estos pequeños hábitos, podrás ver y sentir la diferencia. Puede ser una fuente de motivación para seguir adelante e incluso para progresar aún más. ¡No puede ser más sencillo!

Yo misma probé este enfoque y, ¿adivina qué? Descubrí que cada día comía mejor. Descubrí nuevas recetas y alimentos sabrosos que ni siquiera sabía que existían. Podía seguir disfrutando de la pizza, la cerveza y el chocolate con moderación sin sentirme culpable. Equilibré la comida saludable con mis "vicios". Y lo más importante, me mantuve CONSISTENTE.

Sólo hay un inconveniente...

Mi nueva rutina saludable pronto dio resultados: perdí algunos kilos, mi digestión mejoró y sentí menos necesidad de picar constantemente. ¡Y todo porque preparaba mejores comidas! Pronto me sentí lo bastante motivada para dar el siguiente paso y empezar a hacer ejercicio. Empecé a correr con regularidad y a ir al gimnasio varias veces por semana.

Sin embargo, pronto me encontré con un problema que probablemente conozcas si alguna vez has intentado perder peso. Al principio, el peso suele bajar bastante rápido, pero al final llegas a un punto en el que lo que hacías al principio ya no es suficiente, te estancas.

Sabía que necesitaba algo que me ayudara a esforzarme más y a seguir adelante...

El quemador de grasa que me ayudó a liberar mi fuerza interior

Cuando empecé a hacer más ejercicio, me di cuenta de que a menudo tenía problemas con la falta de energía. Sabía que esto era un obstáculo importante para progresar. Mi hermano, que siempre está en el gimnasio, me recomendó que probara a utilizar un quemagrasas antes de hacer ejercicio. Utilicé el gel que me sugirió y fue extremadamente eficaz: me sentí absolutamente imparable y corrí mi ruta habitual de footing mucho más rápido.  

Pero déjame decirte que también era completamente repugnante. Sólo el olor era lo bastante horrible como para ponerme enferma. Sabía que tenía que haber algo mejor y, por suerte, tras una exhaustiva búsqueda en Internet, lo encontré. Un producto aún más eficaz y con un sabor increíble: Slimmium FatBurn XXL.  

Llevo usándolo un tiempo y me gusta mucho su efecto. Gracias a la potente combinación de ingredientes de origen natural, sudas más, obtienes más energía y consigues mejores resultados. En otras palabras: te permite quemar más rápidamente las reservas de grasa acumulada. Es fácil de usar y se presenta en forma de polvo que se mezcla con agua, por lo que se obtiene una bebida con sabor a mango deliciosa.

¿Recuerdas como las pequeñas acciones generan grandes cambios? ¡Imagina lo que puedes conseguir si cada paso está perfectamente optimizado! Cuando se trata de optimizar la quema de grasa, nada funciona tan bien como FatBurn XXL. Me ayuda a sentirme llena de energía, por lo que puedo entrenar durante más tiempo, y me recupero mucho más rápido después del entrenamiento, ¡lo que me ha facilitado mucho seguir por el buen camino!

¿Y mis resultados?

Con la ayuda de Slimmium y el suplemento FatBurn XXL, ¡por fin superé mi obstáculo de pérdida de peso y perdí otros 10* kg! Me sentí tan bien al alcanzar los objetivos que me había fijado en la cabeza y ver por fin los resultados que tan desesperadamente deseaba. Era exactamente lo que necesitaba para mantenerme motivada y seguir con mis nuevos hábitos saludables.  

Aunque FatBurn XXL es mi producto favorito, desde entonces he probado otros productos Slimmium y me encanta lo que ofrecen: productos que te ayudan en cualquier fase de tu proceso de pérdida de peso, todos ellos basados en ingredientes naturales muy eficaces. ¡Los recomiendo encarecidamente!

Por fin tengo la figura que siempre he deseado, me siento más segura de mí misma y por fin he encontrado el valor para hacer otros cambios en mi vida, incluida una nueva carrera que me hace sentir mucho más feliz y realizada. Pequeñas acciones generan grandes cambios, ¡y yo soy la prueba de ello!

¿Quieres compartir tu historia de éxito? Escríbenos a info@slimjoy.es

*Los efectos del uso del producto pueden variar de una persona a otra y pueden diferir de los descritos en el sitio web. Nuestros productos no están destinados a prevenir o curar ninguna enfermedad o afección grave.

Productos para ti